La Razón

Show

Michael Bolton

“Vivo del presente, no de las medallas del pasado”

26 AGO 2016 | 08:04 El popular vocalista norteamericano, que se presentará el 8 de septiembre en el Gran Rex, conversó con La Razón. “Me siento un nene con mucho por delante. Creo que supe evolucionar y adaptarme a los cambios que experimentó la música”, analiza el cantautor de 63 años.

Por Javier Firpo - jfirpo@larazon.com.ar

“Vivo del presente, no de las medallas del pasado”
“Vivo del presente, no de las medallas del pasado”

Muchos jóvenes de las nuevas generaciones se quedarán afuera con el nombre Michael Bolton (63). Pero aquellos “over-30” saben de quién se trata. Y cuántas parejas que andan los por cuarenti o cincuenti no bailaron temas como “When a man loves a woman” o “How am I supposed to live with you”. Con eso dos hits, el cantautor norteamericano ha facturado millones de dólares y vendido millones de discos. Y el norteamericano volverá a Buenos Aires para repasar su extensa carrera -arrancó en 1975- en el Gran Rex, el 8 de septiembre.


Señalado por los especialistas de “baladista empalagoso”, Bolton dice que “siempre estuvo primero el público y los fans, y fueron ellos los que me depositaron en el podio de los más exitosos. A la crítica la respeto pero no la tengo en cuenta”, le dice a La Razón, desde EE.UU. “Tengo muchas ganas de volver a la Argentina, porque la gente es amigable, cariñosa y llena de vida”. ¿Se referirá a nosotros, Mike? ¿En qué momento musical te encuentra la profesión? Enfocado a la parte artística. Quizás compongo menos, pero busco pulir detalles para ser un mejor cantante y así mantenerme vigente. Igual, reconozco que, después de mucho batallar, disfruto el tiempo libre.


-¿Te sobra mucho tiempo ahora?

-Más que antes, lógicamente. Pero he sabido invertirlo, así que estoy más en familia, tengo ¡cinco nietos!, veo más a mis amigos y también juego mucho al tenis, lo que me mantiene físicamente en forma.


-¿Con que Michael Bolton nos encontraremos los argentinos?

-Con un muchacho con menos pelo, y blanco, pero con un cantautor consolidado, conocedor del escenario, más sabio dicen y completo. Creo que los años fueron alimentando al cantante.


-¿Algún arrepentimiento?

-No tiene sentido perder tiempo en los errores cometidos. Seguro que los hubo, pero espero que esta sabiduría me evite volver a equivocarme. Tengo pasado, pero tengo la vista clavada en lo que se viene...


-Has logrado lo máximo: estar en el top. vender, viajar por el mundo... ¿Cuán difícil es intentar mantener el éxito conseguido?

-Es durísimo, porque desde el vamos sabés que buena parte del éxito lo perdiste. En un mundo vertiginoso como éste, con drásticos cambio dentro del negocio de la música y el entretenimiento, mi desafío es seguir teniendo trabajo, habiéndome adaptado al mundo tecnológico. Yo vengo de otra época, pensá, por lo que no me quedó otra opción que subirme a la ola de este nuevo paisaje...


-¿Entonces? ¿Resignado?

-Nunca. Entonces agacho la cabeza, y entrego todo mi talento como si fueran mis comienzos. Acabo de sacar un disco, “A Tribute to Hitsville USA”, estoy grabando “Songs of Cinema”, con estrellas del mundo del cine y escribí mi autobiografía, “The soul of it all”.


-Michael, ¿pero qué hacés, te reinventás como artista? ¿Se puede?

-Yo no diría reinventar, porque ya me formé, ya escribí muchas canciones, grabé muchos discos, hice cientos de giras, compuse muchos hits... En lugar de reinventar aplico evolucionar. Creo que es algo básico para un artista, pero quizás hoy me importa tanto el crecimiento profesional como el personal. Y mis fans verdaderos siempre pedirán aquellas canciones, las del pasado...


-¿Te molesta que siempre te pidan esos hits?

-No, porque canciones como “When a man...”, “How am I supposed...”, “Time, love and tenderness” o “How can we be lovers” rumbearon mi carrera y definieron mi camino. Soy un agradecido a esas letras... Pero también hay otras, más actuales, como “Jack Sparrow”, que sumó nuevos fans y me dio la gran sorpresa de que en Youtube tuvo 155 millones de visitas. O sea, nuevas generaciones me están conociendo...


-¿El orgullo por todo lo realizado perdura o tiene vencimiento?

-Gracias a mis logros tuve momentos maravillosos (Grammy, el Salón de la Fama), que me llenaron de orgullo, pero no los expongo a cada momento. Vivo el y del presente, no del recuerdo y las medallas conseguidas, por lo que quiero ir por más... Tengo la premisa de que la creatividad es el principal combustible que le permite al artista no relajarse y sentir hambriento.


-¿Cuáles elegirías como las postales de tu trayectoria?

-Son varios los hitos que tuve, pero me quedo con haber cantado con Pavarotti, escrito con Bob Dylan, actuado con Ray Charles y apoyado a Bill Clinton en una campaña contra la violencia. Pero espero lograr más postales significativas.


-Después de tanto recorrer, ¿disfrutás todavía los viajes?

-Viajar tantas horas es lo más duro de la gira, pero saber que me espera el escenario y el sentimento del público, el esfuerzo vale la pena.


-Superaste los 60. ¿Qué dirías que te dio la madurez?

-Serenidad, placidez, mayor placer y comprender que la edad es un estado de ánimo... Y yo tengo el ánimo de un nene.

Dejanos tu comentario