La Razón

Política y Economía

La esposa de Máximo nunca presentó una declaración jurada como funcionaria

3

22 SEP 2016 | 09:22

 Rocío García tuvo un cargo en Santa Cruz.
Rocío García tuvo un cargo en Santa Cruz.

Un decreto firmado por su suegra, la entonces presidenta Cristina Kirchner, la depositó en el Gobierno nacional en 2014. No sólo eso: le crearon un cargo en el Ministerio de Salud y a pocas cuadras de su casa. Un traje a medida que aprovechó hasta diciembre de 2015.

Durante ese tiempo, Rocío García, la mujer de Máximo Kirchner, nunca presentó sus declaraciones juradas de bienes. Su patrimonio es un misterio. Apenas se sabe que tiene vigente su monotributo y que no paga bienes personales.

Mediante el decreto 1057/2014, Rocío García había sido designada como Coordinadora de Articulación Local de Políticas Socio Sanitarias para la ciudad de Río Gallegos. Hasta diciembre, el sueldo se lo pagaba el Ministerio de Salud de la Nación.

Por ese cargo, estaba obligada a presentar sus declaraciones juradas, pero no lo hizo. El dato acaba de ser confirmado por la Oficina Anticorrupción ante un pedido de informes de la diputada Margarita Stolbizer. “Según nuestros registros la Dra. Garcia adeuda a la fecha la presentación de las declaraciones juradas INICIAL 2014, ANUAL 2014 y BAJA 2015”, dice la nota firmada por el director de Planificación de Políticas de Transparencia de la OA, Néstor Baragli.

Lo llamativo es que no aparecía en el listado de incumplidores, donde sí están Ricardo Forster, Abel Fatala, y hasta el primo de Néstor Kirchner, Carlos Santiago.

Dejanos tu comentario