La Razón

Ciudad

Iniciativa del PRO en la Legislatura porteña

Proponen sancionar a quienes fumen mientras conducen

3

7 ABR 2016 | 09:11 El proyecto plantea la prohibición de fumar, ya que constituye una “distracción” para el automovilista, al igual que el celular. La multa para los infractores llegaría a $800.

Un relevamiento realizado en la Ciudad mostró que el 4,2% de los conductores fuma mientras maneja.
Un relevamiento realizado en la Ciudad mostró que el ...

Sabido es que toda distracción al volante puede ser un motivo de un accidente de tránsito. Por eso, al igual que ocurre con el celular, desde el bloque PRO presentaron un proyecto de ley en la Legislatura para prohibir que los automovilistas fumen mientras conducen en el ámbito de la Ciudad, lo que incluye sanciones económicas para quienes incumplan la normativa.

El expediente fue impulsado por el diputado Roberto Quatromanno (PRO) y plantea una modificación al artículo “de las prohibiciones” del Código de Tránsito y Transporte que rige en la Capital Federal. La iniciativa incluye la prohibición de fumar mientras se conduce y establece para los infractores una multa de cien unidades fijas, equivalentes a unos 800 pesos en la actualidad (cada unidad representa el valor equivalente a medio litro de nafta de mayor octanaje informado por el Automóvil Club Argentino).

Entre los argumentos, el legislador -quien ya había impulsado un proyecto similar hace dos años- sostiene que el acto de encender un cigarrillo y fumarlo constituye una distracción durante la conducción, lo que podría poner en riesgo la vida del propio fumador así como de los peatones y otros automovilistas. “La primera causa de accidentes automovilísticos en el país está relacionada con las distracciones, entre las que se destacan el uso del celular y el cigarrillo”, indicó Quattromano. Y amplió: “Fumar al manejar es riesgoso, de la misma manera que cualquier otra actividad que implique perder momentáneamente la concentración al conducir, y especialmente dejar de mirar hacia adelante, lo mismo que sucede cuando se habla o se escribe por celular”.

De esta manera, la sanción de la ley tendría un objetivo doble: combatir el tabaquismo y proteger a los fumadores pasivos, además de contribuir a la seguridad vial. La iniciativa también menciona que los efectos del viento al mantener las ventanas abiertas pueden causar diversas situaciones de riesgo, como que las brasas se desprendan y quemen el tapiz del vehículo, o que al momento de arrojar el cigarrillo por la ventana, éste se devuelva encendido al interior del vehículo.

Hace dos años, un relevamiento realizado por el Instituto de Ciencia y Técnica Legislativa sobre 4.800 vehículos mostró que el 4,2% de los conductores fuma mientras maneja. Y de ese número, el 57% lo hace en autos particulares.

Dejanos tu comentario