La Razón

Ciudad

"Lo operaba de manera imprudente"

Lastimó a tres personas jugando con un drone y lo procesaron

9 DIC 2016 | 17:53 El hecho ocurrió en agosto de 2015 en inmediaciones de la Plaza Constitución. Ahora, un juez lo acusó de lesiones culposas y lo embargó por 15 mil pesos.

El drone protagonista del accidente.
El drone protagonista del accidente.


Un joven fue procesado por haber provocado lesiones a tres personas mientras jugaba con un drone en las inmediaciones de la Plaza Constitución, y embargaron sus bienes por unos 15 mil pesos.

Según se informó oficialmente, a pedido del titular de la Fiscalía Nacional en lo Correccional N14, Ariel Yapur, el juez Luis Schelgel procesó a Sebastián Ferrari como autor de las lesiones culposas sufridas por Liliana Noemí Centurión, su hijo, Mariano Báez, y Cecilia Edith Domínguez, al ser golpeados por el drone que operaba el imputado en las inmediaciones de la Plaza Constitución.

El hecho ocurrió en la tarde del 15 de agosto de 2015, cuando el imputado "operaba de manera imprudente y sobre una zona densamente poblada un vehículo aéreo no tripulado (V.A.N.T.)" desde la obra en construcción de la Plaza Seca ubicada en Avenida Garay y Lima.

En un determinado momento Ferrari perdió el control del aparato, que cayó abruptamente, provocándole traumatismos y cortes, a las tres víctimas que esperaban un taxi sobre la calle Lima Este.

En su resolución, el juez destaca que si bien "no se pudo determinar de manera fehaciente la causa de precipitación del vehículo aéreo no tripulado -V.A.N.T.-, el accionar del imputado resulta reprochable en tanto, y sin perjuicio de que no existía una ley vigente que reglamentara el uso del V.A.N.T. al momento del hecho, no guardó el debido deber genérico y básico de cuidado, dado que su conducta superó el riesgo permitido, al operar dicho objeto en una zona poblada, con casas hogareñas y con mucha confluencia de personas".

El magistrado también señaló que, en su descargo, el imputado manifestó que "se entrenó lo suficiente para manipular un drone y que ha trabajado con dicho objeto en muchas ocasiones, lo que me permite inferir que no podía desconocer que el objeto de marras trabaja con la misma frecuencia utilizada por la mayoría de los dispositivos Wi-Fi hogareños y que podía sufrir interferencias entre la comunicación del dispositivo con el radio control".

Por ello, el juez dispuso el procesamiento de Ferrari y trabó embargo sobre sus bienes hasta cubrir la suma de $15.069,67, para hacer frente a la tasa de justicia, los honorarios de los abogados y peritos y los demás gastos.

Dejanos tu comentario