La Razón

Actualidad

BIENESTAR

La meditación o el ejercicio de hallar la paz en uno mismo

2

5 JUN 2010 | 15:20 Como antes lo hizo el yoga, ahora esta milenaria técnica para lograr la paz mental conquista occidente. Entre sus múltiples beneficios: disminuye el estrés, los síntomas depresivos y la ansiedad.

UNA TECNICA QUE AYUDA A MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA.
UNA TECNICA QUE AYUDA A MEJORAR LA CALIDAD DE VIDA.

Lo que se encuentra es algo alegre, parecido al sosiego, a la paz. Se hace sentado en el piso, con las piernas cruzadas, las manos apoyadas palmas arriba sobre las piernas. Se controla la respiración -esto significa que se respira con un ritmo y una intensidad determinados- y se intenta ser eso, sólo eso, un ser vivo que respira. Hay quien canta algún mantra -Ohm es el más conocido-, hay quien visualiza distintas imágenes, hay quien sólo respira. Hay diversos modos de hacerlo. Y cada vez lo hace más gente.

Entre sus practicantes, algunos son muy conocidos, como el traductor del Dalai Lama, Gerardo Abboud. El abrazó el budismo porque, entre otras cosas, halló en la meditación "otra forma de conocimiento" y "mucho, muchísimo bienestar". Otros, menos expertos que Abboud, encuentran en la meditación equilibrio, paz. Y otros más, muchos, dicen que el estado meditativo nos lleva al amor.

QUE ES MEDITAR
Todos hablan de su experiencia en la meditación, sin embargo no es tan sencillo definirla. Por ese motivo,
La Razón recurrió a es- pecialistas. Para empezar, la definición científica del Instituto de Neurología Cognitiva (INECO). El Lic. Fernando Torrente, de esa institución, lo explica así: "Desde el punto de vista neurocientífico, podríamos definirlo como un mecanismo espontáneo de regulación cognitiva y emocional".

Los estudios científicos, sigue explicando Torrente, "se han realizado sobre un tipo de meditación que se denomina 'mindfulness' o 'atención plena', que puede ser descripta como la capacidad de estar plenamente presente en el aquí y ahora".

El Dr. Alberto Lóizaga, médico clínico, psicoanalista y fundador del Centro de Actitudes que Sanan -donde imparte cursos de meditación-, define la práctica con conceptos semejantes. Para él, se trata de "ser consciente plenamente del ser que nos habita y escucha todos nuestros pensamientos. Permanecer atentos, sin distracciones, observando nuestro mundo interior sin reaccionar ni oponer resistencia a ningún estímulo". En su último libro, Ser uno mismo en el golf, el médico utiliza este deporte para ejemplicar que cualquier actividad cotidiana pude ser también una forma de meditar, si uno se conecta con el presente: "Por ejemplo mirar un árbol puede ser una forma de meditación si uno logra conectarse con el árbol, verlo, olerlo, sentirlo. Pero si se empieza a pensar que tendría que ser más grande o más chico, deja de conectarse con el árbol". Para David Lifar, yogui director de la Fundación Indra Devi, la meditación es la "técnica para aquietar la mente".

EVIDENCIA CIENTÍFICA
En cuanto a los beneficios que causa practicarla, los estudios científicos son elocuentes. Y muy numerosos. Entre los últimos, el de la Universidad de Montreal, que se dio a conocer a principios de este mes: la meditación zen mitiga el dolor físico. El equipo, dirigido por Joshua A. Grant, encontró que las personas que meditaban tenían engrosada la parte del cerebro que regula la emoción y el dolor, lo que los volvía menos susceptibles a los estímulos dolorosos. Otro estudio, de la Universidad de Wisconsin, halló que la práctica de meditación mindfulness ayudaba a los alcohólicos recuperados a evitar las recaídas. Las Universidades de Los Angeles y de Hawai han hecho públicos, en la Reunión Anual de la Sociedad de Medicina de Conducta de este año, que la práctica de meditación trascendental trajo aparejada una dismunición del 48% en los síntomas de depresión. Se podrían seguir citando estudios muchas páginas más, pero, en síntesis, está probado que la meditación puede ser benificiosa contra la ansiedad, depresión, estrés, hipertensión arterial y enfermedad cardíaca.

Toma veinte minutos diarios. Parece que vale la pena.


Dejanos tu comentario