La Razón

Actualidad

La boda del fin del mundo

Nada fríos: pareja de docentes dio el sí en la Antártida

10 DIC 2016 | 18:19 Romina Lemos Pereyra y Néstor María Franco, residentes de la ciudad de Ushuaia, decidieron casarse en el continente blanco días antes de que finalizara su campaña antártica. 

La ceremonia se realizó en el salón de actos de la escuela
La ceremonia se realizó en el salón de actos de la escuela
La ceremonia se realizó en el salón de actos de la escuela
La ceremonia se realizó en el salón de actos de la escuela

El de Romina Lemos Pereyra y Néstor María Franco podría ser considerado el casamiento del fin del mundo. Ambos docentes de 35 años, esta pareja decidió dar el sí nada menos que en la base Esperanza, en la Antártida.

Los docentes, que ya son padres de dos niños y dictan clase a diario en la escuela 38 de la base Esperanza denominada Raúl Ricardo Alfonsín, se casaron en el continente blanco días antes de que finalizara la campaña antártica y retornaran a la ciudad de Ushuaia, donde habitualmente residen.

La sanjuanina Romina Lemos y el correntino Néstor Franco migraron desde sus provincias de origen buscando trabajo y se conocieron en Tierra del Fuego, donde formaron pareja y fueron padres de un varón de 12 años y una niña de 4.

El jefe de Base Esperanza ofició el casamiento civil, en su carácter de delegado del Registro Civil de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, según un boletín de la Fundación Marambio.

Desde 2014, los maestros se venían postulando en el Ministerio de Educación de la provincia para ocupar el cargo de docentes rurales en la escuela 38, cargo que se concursa anualmente entre matrimonios de docentes fueguinos.

Finalmente fueron elegidos y la pareja se hizo cargo del colegio a finales del 2015, cuando la mujer fue designada como Directora del establecimiento y él como docente a cargo.

Franco contó que se adelantó en su viaje a la Antártida el 29 de diciembre de 2015 y la llamó por teléfono el día 1 de enero de 2016, cuando ella festejaba el Año Nuevo con su familia en San Juan, para pedirle formalmente que se casaran.

La boda se concretó el 26 de noviembre, cuando ya las clases habían concluido en la escuela de la Base Esperanza y faltaban pocos días para que la familia retornara a Ushuaia.

La ceremonia se realizó en el salón de actos de la escuela, luego en un vehículo de la base la pareja fue a sacarse fotos en los alrededores y finalmente hubo una fiesta con todos los integrantes de la Base en las instalaciones del Casino.

Dejanos tu comentario